‘Grooming’, el delito contra los niños antes de ser consumado

grooming

 

La sociedad ha tardado en actuar contra el acoso sexual a los menores a través de internet y las nuevas tecnologías en su conjunto. En España, hasta el año 2010 no se tipificó esta figura delictiva que se conoce con el término anglosajón de “child grooming”.

El magistrado Víctor Moreno, en las jornadas de AEAFA celebradas recientemente en Cádiz, recordó que el acoso sexual a niños “es un delito que no requiere que se haya consumado”. Durante su ponencia, el juez detalló el ‘modus operandi’ de los pederastas. En una primera fase, el agresor se introduce en un ‘chat’ mediante un alias para encubrir su verdadera edad e identidad. A continuación, comienza la etapa de adulación, “muy útil con los adolescentes”, alerta Moreno. Tras ganarse su confianza, el pederasta consigue del menor una foto comprometedora que posteriormente utilizará para chantajearle. Ese chantaje consiste en un encuentro físico. Sin embargo, no hace falta que el adulto consuma el abuso para incurrir en un delito. El acercamiento, lo es en sí mismo.

Elementos a tener en cuenta:

  • El Tribunal Supremo establece que, si se produce la agresión sexual, el autor sólo será condenado por este delito. El abuso “absorbe” al de ‘grooming’, recalca el magistrado Víctor Moreno.
  • Es importante resaltar que el ‘grooming’ se comete sólo contra menores de 13 años. Desde muchos sectores se reclama ampliar esta edad.
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn