Consejo básico si compras piso con tu pareja

shutterstock_134365157

Una de las cosas que más ilusión hace a una pareja de casados es comprar un piso a medias. Tras la adquisición el entusiasmo se sostiene con la decoración de las estancias y la compra de los electrodomésticos. Pero el tiempo pasa, se templan los ánimos y aquella peripecia tan emocionante puede derivar en ruina si el matrimonio se rompe y no se tomaron las oportunas precauciones.

En las últimas jornadas organizadas por AEAFA en Sevilla, el juez de Familia de Madrid Juan Pablo González del Pozo hizo dos recomendaciones a los casados en régimen de sociedad de gananciales (los bienes obtenidos después de contraer matrimonio son de copropiedad a partes iguales).

Antes de comprar el piso, el magistrado aconseja buscar el asesoramiento de un abogado especializado en Derecho de Familia, como puede ser cualquiera de los miembros de AEAFA. En segundo lugar, González del Pozo advierte de que si uno de los cónyuges va a pagar una parte con dinero exclusivamente suyo (ahorros previos al matrimonio o una herencia posterior), debe hacerlo constar en la escritura pública de compraventa. De lo contrario, es probable que pierda definitivamente la mitad de ese dinero en beneficio de su consorte, cuando, como es habitual, se atribuye carácter ganancial a la vivienda.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn